Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del municipio de Aguascalientes le salvaron la vida a un ebrio individuo que se provocó una herida cortante en el cuello con un pedazo de vidrio, en un intento por quitarse la existencia.
Los hechos se registraron en un domicilio ubicado en la calle Solidaridad, en el fraccionamiento del mismo nombre, cuando uniformados de Seguridad Pública Municipal atendieron un reporte de una persona lesionada con arma blanca.
Al hacer su arribo fueron recibidos por el señor Edgardo, de 40 años de edad, quien les comentó que su hermano de nombre Marcos Javier, de 41 años de edad, se había provocado intencionalmente una herida cortante en el cuello con un pedazo de vidrio, en un aparente intento por quitarse la vida.
Los elementos policiacos se percataron que dicha persona sangraba profusamente, pero se negaba a ser atendido, e incluso se mostraba muy agresivo y con el mismo pedazo de vidrio amenazaba con cortarse las venas de ambos brazos.
Al detectar que Marcos Javier se encontraba en estado de ebriedad y podía cumplir su amenaza, los oficiales decidieron intervenir y en un descuido se abalanzaron sobre su persona, logrando quitarle el vidrio para evitar que se provocara más daño.
Posteriormente, procedieron a controlar la pérdida de sangre y más tarde arribaron paramédicos que le brindaron los primeros auxilios, siendo trasladado a un nosocomio a recibir atención médica, reportándose su estado de salud como estable y fuera de peligro.