De milagro salvó la vida un joven que resultó lesionado, luego de que el vehículo que conducía fue a chocar contra la parte posterior de un camión de transporte de carga que se encontraba estacionado.
Debido a la velocidad que llevaba el vehículo, terminó prácticamente debajo de la pesada unidad, con el conductor atrapado entre los fierros retorcidos.
Este percance que provocó la movilización de los servicios de emergencia, se registró ayer a las 07:45 horas en la avenida Adolfo Ruiz Cortines, a la altura de la colonia La Soledad.
Quien resultó lesionado fue un joven de nombre Juan José, de 21 años de edad, mismo que fue trasladado a un nosocomio a recibir atención médica, reportándose su estado de salud como grave pero estable.
Al momento de los hechos conducía un vehículo sedán marca Nissan, en color negro y al circular por la avenida Adolfo Ruiz Cortines a velocidad inmoderada, al llegar a la altura de la colonia la Soledad intentó rebasar otra unidad de motor que le antecedía.
Sin embargo, a Juan José se le ocurrió hacerlo por el lado derecho, lo que provocó que fuera a estrellarse por alcance contra la parte posterior de un camión de transporte de carga en color blanco, el cual estaba estacionado.
El vehículo Nissan terminó debajo de la caja de la pesada unidad y con Juan José atrapado entre los fierros retorcidos. Al lugar de los hechos acudieron elementos de Seguridad Pública y Vialidad Municipal, quienes encontraron milagrosamente con vida al conductor.
Por tal motivo se pidió apoyo de personal de la Coordinación Municipal de Protección Civil y socorristas de la Benemérita Cruz Roja Mexicana, quienes con las llamadas “quijadas de la vida” lograron liberarlo y posteriormente se le trasladó a un nosocomio a recibir atención médica.