Ante el inicio de la temporada de lluvias en Aguascalientes, es crucial que la población proteja sus viviendas y automóviles mediante seguros que los amparen ante posibles siniestros derivados de fenómenos meteorológicos, afirmó Leonor Vásquez Marín, presidenta local de la Asociación Mexicana de Agentes de Seguros y Fianzas (AMASFAC).
La representante de AMASFAC destacó que, en caso de inundaciones, los propietarios de vehículos deben tomar precauciones específicas para evitar empeorar los daños y asegurar la cobertura de sus pólizas. Sugirió que, frente a esta situación, los afectados deben contactar de inmediato a sus aseguradoras para que una grúa traslade el automóvil a un taller mecánico. «Es crucial que los asegurados entiendan que, si se encuentran en una inundación y el vehículo se inmoviliza, no deben intentar encenderlo, ya que esto podría aumentar el riesgo e invalidar la cobertura del seguro», advirtió.
Respecto a la protección de viviendas, subrayó la importancia de contar con un seguro de hogar que cubra fenómenos hidrometeorológicos, el cual puede proteger contra daños causados por tormentas, incluso si se dejan accidentalmente las ventanas abiertas.
Además, mencionó que los vientos fuertes asociados a las tormentas pueden causar daños adicionales, como la caída de espectaculares, los cuales también estarían cubiertos por seguros de hogar o automóvil.
En cuanto a los costos de los seguros de hogar, aclaró que estos están relacionados con el valor de la vivienda y sus contenidos. Por ejemplo, una vivienda valorada en dos millones de pesos puede asegurarse por un promedio de cinco mil pesos al año.
Sin embargo, Vásquez Marín señaló que, a pesar de los beneficios, la contratación de seguros de hogar en México sigue siendo baja, ya que actualmente solo alrededor del 5% de la población cuenta con uno.