Joani Cruz
Agencia Reforma

TIJUANA, Baja California.- Diego Silveti salió ayer en hombros en la Plaza Monumental de Tijuana, tras haber hecho una de las faenas más sentidas de las que ha logrado en este periplo de corridas en las que el hijo del Rey David no ha dejado de triunfar.
Y ello, por supuesto, le pinta un panorama favorable para su actuación del próximo domingo en la Plaza México.
«Estoy lleno de motivación, para (torear en la México) el domingo. La faena fue de las mejores que he podido hacer en este año en el que por fortuna ha habido triunfos casi todas las tardes.
«Me correspondió un gran toro, que tuvo nobleza, bravura y magnífico estilo. Me permitió expresarme, torear como me gusta y, desde luego, que gustó a los aficionados. Estoy muy contento. Imagínate lo bien que me siento para llegar a la Plaza México el próximo domingo», contó Diego Silveti quien cortó las dos orejas de ese buen toro de San isidro.
«Mi segundo fue malo, complicado, pero el encierro fue muy bueno. Hubo toros con mucho y muy buen fondo, por ello la salida en hombros del ganadero valió la pena y fue merecida», agregó Silveti quien el domingo en la Corrida Guadalupana actuará con Antonio Ferrera, «Morante de la Puebla» y Diego San Román que recibirá la alternativa, con toros de Fernando de la Mora y Bernaldo de Quirós.
Ayer compartió en Tijuana la salida en hombros con el tapatío Alfredo Ríos «El Conde», quien fiel a su personalidad, aveces arrebatada, se despidió hace poco y lo convencieron de reaparecer. Menos mal que lo hizo triunfando. Todo ello lo consiguieron con un buen lote de San Isidro, propiedad de Francisco Guerra, quien también acompañó a los toreros en su salida triunfal.

¡Participa con tu opinión!