Benito Jiménez
Agencia Reforma

Mazatlán, México.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que esta semana ha sido la más difícil para la protección civil, derivado de las inundaciones, un sismo y el desgajamiento del Cerro Chiquihuite.

“Esta semana yo creo que ha sido la más difícil para los que nos cuidan, para los de protección civil, tanto del Ejército por la aplicación del plan DN-III”, dijo.

“Los marinos con su plan Marina, muchos civiles, gobiernos estatales, municipales, porque estamos padeciendo de inundaciones, temblores, ha sido una semana difícil, pero así es la naturaleza, tiene estas fortalezas, tiene esa fuerza que a veces destruye, pero también nos da la vida”.

Durante la supervisión a la Presa Picachos y las obras del sistema de riego, el tabasqueño indicó que se tiene programada la construcción de un acueducto que abastecerá de agua a Mazatlán y canales de riego.

“Tenemos el compromiso determinar un distrito de riego con esta agua, y vamos a llevar agua, tengo el compromiso de hacer un acueducto al Municipio de Concordia y les hablaba yo también de la posibilidad de producir energía eléctrica con esta agua”, explicó.

“Estamos en la presa de Picachos, vamos a llevar a cabo una evaluación sobre un distrito de riego para seguir aprovechando el agua, esta agua que abastece a Mazatlán y también va a ayudar mucho para el riego, para mejorar la producción agrícola y no descartamos si nos alcanza el tiempo de poner unas turbinas para producir energía eléctrica”.

López Obrador estuvo acompañado por el Gobernador electo, el morenista Rubén Rocha.

“Mi amigo, compañero de lucha desde hace muchos años que ahora va a gobernar el Estado de Sinaloa”, expresó el Mandatario federal.

Así como por el director de la Conagua, Germán Martínez, quien explicó que la presa Picachos tiene una capacidad de almacenamiento de 322 millones de metros cúbicos.