Sobre la calle Francisco Guel a la altura del número 1007, en el Barrio de Guadalupe, perteneciente al municipio de Rincón de Romos, se encuentra una vivienda que enfrenta importantes daños estructurales, a consecuencia de una falla geológica, que de la misma forma tiene en suspenso a habitantes de al menos cuatro unidades habitacionales.

El geólogo Arturo Sotelo Rodríguez denunció que a pesar de que dicha problemática lleva años, lamentablemente autoridades estatales y municipales no han intervenido, por lo que en cualquier momento, advirtió, se podría registrar una tragedia de grandes consecuencias.

El denunciante explicó que la vivienda antes referida es habitada por un total de diez personas, entre las cuales se encuentran menores de edad, quienes lamentablemente y a pesar de las condiciones estructurales de la vivienda, se niegan a salir de la misma, al indicar que es su patrimonio.

Una de las paredes de la sala registra ya agrietamientos de consideración, observándose a simple vista división del muro hacia el exterior. Lo mismo sucede con la fachada de la vivienda que tiene una grieta de grandes dimensiones.

Sotelo Rodríguez dijo que con la intención de solicitar el apoyo de las autoridades, ha presentado ante instancias estatales y municipales los estudios correspondientes que significan una bomba de tiempo para viviendas de cuatro colonias en total. Agregó que el valle de Aguascalientes es una de las entidades más afectadas por la presencia de fallas geológicas, en donde algunas de ellas ya colapsaron espontáneamente sin que por fortuna se hayan registrado pérdida de vidas humanas. Sin embargo, detalló que existen otras más donde es evidente el riesgo de algún colapso, como por ejemplo en la zona mencionada.