Cecilia de Santos Velasco
El Heraldo

El Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial aplaudió ayer por primera vez a la 4T al establecer una logística de vacunación con base en el riesgo y la vulnerabilidad de la población, lo cual generará confianza social por la existencia de un calendario de distribución y aplicación de los inmunológicos, y por ende propiciar una nueva dinámica económica en el país.
Alberto Aldape Barrios, titular del CIDE, aseveró que la ciudadanía ahora sabe los tiempos en que estará recibiendo la vacuna de acuerdo a su edad y el año 2021 será de aplicación, pero no se deberá bajar la guardia en las reglas sanitarias preventivas para evitar los contagios como el uso de cubrebocas, la sana distancia, el lavado de manos o uso de gel antibacterial.
En la medida en que se difunda la información sobre los puntos de vacunación y las edades que se irán aplicando mes tras mes, permitirá que la población tenga una mayor confianza para realizar sus actividades económicas, pero no debe dejarse de tomar en cuenta la situación de los asintomáticos en el sentido de que el virus no desaparece.
Agregó que uno de los factores que estaban pendientes para recuperar el dinamismo de la economía era la existencia y la aplicación de una vacuna en México, y al contar con el anuncio del Gobierno Federal de esta realidad, y que incluso en Inglaterra ya se aplica una de las que llegarán a nuestro país, genera confianza pues se acerca la solución.
Sin embargo se debe aprender que existe una nueva realidad, un nuevo tipo de consumidor y los emprendedores debieron aprender a lo largo de este 2020 el modificar sus planes de negocio, en adaptar su forma de hacer empresa para que tengan éxito.
Alberto Aldape aclaró que ningún ciudadano debe esperar regresar a los tiempos de febrero de 2020, eso no es posible, no se pueden tener retrocesos, se ha visto que se pueden presentar variaciones de virus que pongan un estado de emergencia si no se cuidan las medidas de salud.
Por otro lado, los consumidores vieron que primero deben ahorrar y después consumir lo más importante para cada familia. Además se aprendió que llegó el uso de la tecnología y es algo que evolucionará rápidamente, en consecuencia las personas deberán capacitarse en nuevas habilidades para ser competitivos en el mercado laboral.