El uso de enjuague bucal podría tener un efecto mitigante y temporal para atacar el COVID-19, de acuerdo con recientes estudios científicos, así lo destacó Ana Italia Marín Bosque, integrante de los colegios de Médicos Cirujanos Dentistas y de Ortodoncistas.
La especialista comentó que recientemente en algunas publicaciones a nivel internacional por parte de una compañía que fabrica productos para la higiene dental señala que sus enjuagues o particularmente algunos que contienen cloruro de cetilpiridinio podrían ser eficaces para disminuir la carga viral del COVID-19 en la boca.
Detalló que, de acuerdo con dicho estudio, se ha encontrado que los enjuagues bucales con yodopovidona, el cloruro de cetilpiridino, la clorhexidina e incluso el agua oxigenada al 3% que es utilizada para el tratamiento de la gingivitis funcionaría para mitigar los efectos del COVID-19. “También se habla de otra sustancia que es el agua electrolizada que está comprobada que es altamente benéfica no solamente para este virus sino para cualquier otro y bacterias y que funciona muy bien, es una sustancia que se utiliza mucho también desde hace varios años que está en el mercado, entonces hay varias sustancias”.
Marín Bosque subrayó que una buena higiene bucal puede hacerse con el cepillo de dientes, su pasta y se puede añadir un enjuague, “pero a nuestro juicio no es algo que vaya a evitar la mitigación, quizá temporalmente se pueda reducir la carga, pero no consideramos que sea un tratamiento que pueda perdurar o que tenga grandes alcances por el tiempo que pueda durar el efecto en la boca”.