Para el año 2024, la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroempresarial planea ejercer un presupuesto de 300 millones de pesos, distribuido en 30 programas diferentes. Esta propuesta de asignación presupuestaria, presentada por la gobernadora, aún espera su discusión y aprobación por parte del Congreso.
Isidoro Armendáriz García, titular de la Sedrae, explicó que el presupuesto se enfocará principalmente en el fomento de actividades agrícolas y ganaderas. Aclaró que los fondos no se destinarán a créditos, sino a subsidios, incentivos o apoyos, que podrían cubrir hasta el 50% de los costos en algunos casos, de acuerdo con las reglas de operación de cada programa.
Para 2024, los 30 programas cubrirán áreas diversas, incluyendo el fomento a la ganadería, el uso de paneles solares en establos, biodigestores, mejora genética, apoyo a la actividad apícola y una variedad de implementos agrícolas.
Los subsidios se orientarán principalmente hacia actividades de fomento en los sectores agrícola y ganadero, abarcando la mecanización del campo, paquetes tecnológicos, semillas, fertilizantes y asesoría técnica. También se prevé la provisión de implementos menores demandados por los productores, como cintillas, ordeñadoras, desbrozadoras y bombas para la producción de agua.

ENFOQUE INNOVADOR. Armendáriz García destacó que el enfoque en tecnología e innovación es un eje clave en la estrategia para revitalizar las agroindustrias. La aprobación final del presupuesto y la implementación de los programas propuestos representarán pasos decisivos en este esfuerzo continuo por el desarrollo agrario, aseguró.