En tanto siguen las gestiones a nivel federal para que el giro industrial automotriz sea incluido en el catálogo de sectores productivos esenciales y se vuelva a la actividad laboral, el gobernador Martín Orozco Sandoval anunció que tanto el sector salud como de economía locales, se encargarán de preparar el protocolo que deberá seguirse en cuanto la federación dicte la apertura de estas empresas.

Comentó que ha estado en comunicación con los gobernadores que conforman la Alianza Centro-Occidente-Bajío como son Jalisco, Guanajuato, Querétaro y San Luis Potosí, además de Aguascalientes, y que tienen como actividad empresarial importante por su generación de empleos y Producto Interno Bruto (PIB) al giro automotriz, y pretenden tener acciones conjuntas en materia económica y de salud.

En un mensaje en línea, el mandatario estatal anunció que la próxima semana comenzará la revisión de los protocolos sanitarios en la industria automotriz, para cuando sea posible su reactivación, se tengan las medidas pertinentes para proteger a sus trabajadores de contagio por COVID-19.

Refirió que Aguascalientes cuenta con 3 líneas de ensamble y un grupo de 117 empresas de autopartes que en conjunto dan empleo a alrededor de 120 mil trabajadores, considerando a los que son contratados de manera directa e indirecta, y en general aportan un 19% del PIB estatal.

La preocupación y la ocupación se centra en que deberá analizarse muy bien el protocolo de cuidados a tener en el local que ocupan las empresas para el trabajo cotidiano, puesto que deberán contar con medidas sanitarias preventivas avaladas, y en cuanto al transporte público será recurrente que se tomen medidas adicionales para el cuidado de la salud de los trabajadores en general.

Por lo pronto, Orozco Sandoval advirtió que por lo pronto las empresas de NISSAN se han reportado listas para reanudar actividades el próximo 18 de mayo, no obstante, será el Gobierno Federal el que defina la situación y con base en ello se dará su regreso o se pospondrá la intención.