A pesar de que el reparto de utilidades que se dará para trabajadores con derecho a dicha prestación laboral, a partir del próximo mes, en esta ocasión pudiera ser menor a otros años a consecuencia de los estragos ocasionados por la pandemia de COVID-19. La iniciativa privada se encuentra a la expectativa de que lo anterior pueda reactivar la economía y con ello, recuperar parte del movimiento económico estancado durante los primeros meses del año.
Humberto Martínez Guerra, presidente de la Cámara Nacional del Comercio (Canaco), reconoció que existe confianza entre el gremio, de que una vez que comience a fluir el recurso proveniente del pago de utilidades, la actividad en la primer cuadra de la ciudad se incremente de manera importante. En otros años, agencias de viajes, zapaterías, tiendas de ropa y de electrodomésticos eran las más beneficiadas, aunque esta vez estarán a la expectativa de lo que sucede.
Si bien, muchos de los trabajadores destinarán parte de las utilidades para liquidar deudas, o ahorrar dentro de lo posible, también se espera que un porcentaje de los beneficiados hagan un esfuerzo para adquirir algún bien o contratar servicios. La Canaco está preparada para la reactivación económica, ofreciendo, dijo, una gran variedad de productos de buena calidad y a precios competitivos.
“Desde luego la temporada de utilidades es importante para el comercio y más aún cuando la actividad ha estado pasiva. Creemos que a partir del próximo mes veremos mayor movimiento en el centro y no sólo eso, sino mejores ventas para todos”, concluyó.