En espera de que la Federación envíe las primeras dosis contra la influenza, se encuentra el Instituto de Servicios de Salud del Estado, luego de que el inicio de los frentes fríos ha comenzado a marcar los primeros descensos en la temperatura, lo que pudieran ocasionar un incremento en padecimientos respiratorios.
María Eugenia Velasco Marín, directora de Control y Prevención de Enfermedades, explicó que con la finalidad de evitar mayores complicaciones en la salud de las personas, se buscará que la aplicación del biológico contra influenza, concluya a más tardar a finales del mes de diciembre, lo que significaría reducir de manera importante la posibilidad de que se registren nuevos casos, aunado a la realización de pruebas contra COVID-19.
La doctora detalló que existe la capacidad humana y de infraestructura médica para atender en todo caso un repunte de enfermedades respiratorias, pues el laboratorio médico del ISSEA, cuenta con la capacidad para la realización de las pruebas de manera dual. Detalló que el año pasado, se aplicaron más de 300 mil dosis contra la influenza, cifra que se espera sea similar para este año.
“Se tiene la protección de enfermedades graves y en esta ocasión que llega la temporada de frío de influenza, estaremos trabajando para que la vacunación contra ese virus termine a finales de diciembre. Solamente estamos esperando el envió de las vacunas de parte de la Federación”, concluyó.