Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Después de superar con éxito los estudios preclínicos en ratones y cerdos, ayer se anunció el arranque de la fase 1 de pruebas en humanos de la vacuna Patria, la que podría ser la primera de origen mexicano contra el SARS-CoV-2.
Según cálculos del Conacyt, si todo sale bien, podría estar lista a finales de año y ello implicaría ahorros de “hasta 855 por ciento”.
En conferencia matutina, la directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), María Elena Álvarez-Buylla, indicó que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) será la encargada de dar seguimiento al procedimiento para reclutar de 90 a 100 personas para esta etapa.
Detalló que los estudios en humanos se dividen en tres fases, la primera entre abril a mayo, la dos de junio a julio y la tres de agosto a octubre, donde dijo, existe incertidumbre, pero se tiene confianza pues hasta el momento ha demostrado ser segura.
La funcionaria especificó que el proceso de desarrollo de Patria, que inició en 2019, tiene 11 pasos, de los que se ha avanzado siete.
Ya superó la evaluación y análisis; diseño, construcciones y pruebas moleculares in vitro; pruebas preclínicas de seguridad y eficacia en ratones y cerdos; constitución y certificación de buenas prácticas de fabricación; fabricación de lotes, así como el diseño, revisión del Centro Nacional de Tecnologías de Información (CNTI) y el inicio de reclutamiento.
Llegar hasta este séptimo paso, resaltó, es complicado, pues dijo, sólo entre el 10 y 20 por ciento llegan hasta este fase.
“Tenemos una base muy sólida para tener confianza en que este desarrollo realmente pueda llegar a ser un desarrollo vacunal mexicano que nos permita defendernos de esta enfermedad, la Covid-19 (…) Si todo sale como esperamos, tendríamos al final de este año una vacuna mexicana que sería puesta a disposición de la Cofepris para su aprobación en uso de emergencia”, señaló.
Entre los beneficios también mencionó ahorros.
“De tener éxito este desarrollo Patria, nos va a permitir ahorros de hasta un 855 por ciento con respecto a la adquisición de estas vacunas fuera”, aseguró Álvarez-Buylla.
Indicó que el financiamiento de esta vacuna es de 150 millones de pesos, de los que 135 son aportados por Conacyt y 15 millones por la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo, de la Secretaría de Relaciones Exteriores.
En tanto, el Presidente Andrés Manuel López Obrador destacó lo que significará tener una vacuna mexicana que costará menos y que se podrá exportar a otros países.