Edgar Contreras 
Agencia Reforma

LEÓN, Guanajuato.- Las autoridades sanitarias de Guanajuato prevén un incremento en los contagios de coronavirus luego de los festejos masivos por el título del León, que venció a Pumas en la Final del Guardianes 2020.

La gente se volcó en las calles aledañas al Estadio Nou Camp, eufórica por la victoria de La Fiera. Incluso ya había aglomeraciones antes del juego. No le importaron las recomendaciones de quedarse en casa, y evitar una posible cadena de infecciones.

“Siempre que se aglomeran personas en cualquier escenario puede haber más contagios, esa es la dinámica de contagios y ese es el riesgo: que no se sabe si una persona está contagiada o no”, dijo el secretario de Salud de Guanajuato, Daniel Díaz Martínez.

Indicó que Guanajuato tiene una ocupación hospitalaria del 60 por ciento.

La situación se complica más precisamente porque se aproximan las fiestas decembrinas.

“Vamos a ver qué pasa en las siguientes semanas, en este momento tenemos una gran cantidad de trabajo, la ocupación hospitalaria está por arriba del 60 por ciento, pero además tenemos que seguir atendiendo todas las otras necesidades en materia de salud, por eso los comportamientos como los de ayer representan un riesgo para nosotros.

“Literalmente pasamos de panzazo a casi un punto de regresar al rojo en el semáforo de salud. Si la tendencia en el incremento de la tasa de defunciones, de transmisiones y de movilidad, seguramente los traerá, justo en el momento de fin de año, que es el menos deseado. Se hizo mucho por parte de áreas de promoción y comunicación y resultó imposible que las personas se quedaran en casa”, expresó.

Incluso hubo afición de los Pumas, que alentó al equipo afuera del hotel de concentración.

Tras la victoria del León, circularon imágenes de los festejos, con gente que no portaba siquiera el cubrebocas como medida de prevención.