Leticia Rivera
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.-Inevitablemente, todos los países sufrirán el golpe económico de la pandemia, pero el impacto no se sentirá con la misma intensidad en todo el mundo, y México es de los países que está peor parado para recibir el golpe por lo que los estragos del económicos podrían resentirse toda una década, coinciden expertos del CIDE, la Universidad de Guadalajara y el ITESO.

Las crisis económicas que se vivieron en 2009 y en 1995, cuando el Producto Interno Bruto del País (PIB) cayó 6.3 por ciento y 5.3 por ciento, pueden ser un buen referente de lo que se avecina, pero la caída se estima en hasta casi el doble, compartió Sergio Negrete, investigador de economía de la Escuela de Negocios del ITESO.

“Lo que manejamos son intervalos y el intervalo que yo les presento es (…) De una contracción de menos siete a menos 10.5 por ciento, y quiero aquí enfatizar que todo aquello que supere 10 por cieno no es recesión ni es gran recesión, se llama depresión, ¿puede ocurrir este año que caiga en una depresión económica?, absolutamente sí, de que va a superar a 2009 y al 95 prácticamente lo podemos dar por hecho”, dijo.

Pero la caída solo llega a agudizar un escenario que ya se veía adverso por los recortes a la inversión productiva, el aumento del gasto corriente, la apuesta por proyectos de muy baja rentabilidad, la pérdida de empleos y la poca confianza de los inversionistas. Factores que hacen que México esté en uno de los peores escenarios para enfrentar la crisis ocasionada por la pandemia, agregó Eduardo Sojo, director del Laboratorio Nacional de Políticas Públicas del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

“La situación económica ya era mala antes de la pandemia. Empezó a caer en octubre de 2018. Cuando se tomo aquella decisión (de cancelar) el Aeropuerto de la ciudad de México y no ha dejado de caer.

“México va a quedar en materia sanitaria entre los 10 peores países del mundo y en materia económica entre los cinco peores países del mundo. Por eso es que a México le va a ir peor por razones estructurales y por razón de las políticas públicas que se han instrumentado en los últimos tiempos. Todos los países an a sufrir pero México va a sufrir más”, señaló el director del Laboratorio del CIDE.

Y aunque los estados han hecho esfuerzos, si margen presupuestal y técnico es limitado, agregó Antonio Ruiz Porras, investigador de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

“Se requieren políticas contracíclicas. En este momento estamos hablando de esfuerzos aislados a nivel estatal. Habrá que pensar en la pertinencia de armonizar dichas políticas económicas. Y se necesita endeudarte en las finanzas publicas federales, se necesita mover el gasto publico productivo, esta es la parte esencial, productivo; no necesitamos fomentar el consumo. No necesitamos fomentar inversiones que no tiene futuro”, puntualizó.

Los expertos coincidieron en que el plan de rescate federal que se ha presentado hasta ahora se quedará corto para enfrentar los estragos de la crisis que no terminará cuando acabe la pandemia.