Adrián Basilio / Agencia Reforma

CDMX.- La Federación Mexicana de Ciclismo (FMC) está prácticamente convencida de la obtención de dos plazas para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en la modalidad de montaña, aunque el proceso clasificatorio no se completó debido a la pandemia por COVID-19.

Desde principios de año se estimaba esa ganancia de contraseñas olímpicas gracias a los resultados de Gerardo Ulloa y Daniela Campuzano en el Panamericano de la especialidad de 2019, que fue filtro continental, donde terminaron segundo y tercera, respectivamente.

Una vía de clasificación es por ranking, que cierra el próximo 27 de mayo, mediante el cual los primeros dos países del escalafón tendrán tres plazas cada uno; entre el tercero y séptimo podrán enviar a dos ciclistas, mientras que las naciones del 8 al 21 sólo a uno.

México aparece en el casillero 30 por naciones en la actualización más reciente a la primera semana de marzo, pero conforme a las otras dos vías, que son campeonatos continentales y el Mundial, ambos en 2019, las puertas se abren para Gerardo y Daniela ya que quienes terminaron por arriba de ellos en el Panamericano de Aguascalientes accederían a los Olímpicos por la ubicación de sus países en el escalafón; Canadá en la rama varonil, y Estados Unidos en la femenil.

México ya no tiene posibilidades de conseguir más plazas olímpicas en ninguna modalidad del ciclismo.