Ante la propagación del coronavirus, los adultos mayores son los más vulnerables a contraer la enfermedad y sufrir complicaciones ante el envejecimiento de su sistema inmunológico, por lo cual es importante que las familias tengan los debidos cuidados hacia ellos, resaltó la geriatra del Centro Gerontológico del DIF Estatal, María de Lourdes Aviña Montoya.
En entrevista con El Heraldo, la funcionaria estatal explicó que ante los cambios que se dan en el sistema inmunológico de los adultos mayores, es común que sus defensas bajen o sean más vulnerables a cualquier enfermedad, es por ello que el COVID-19 puede manifestarse con una mayor letalidad en los adultos mayores, a diferencia de los niños que aunque es altamente transmisible, pero los síntomas son mucho menos frecuentes.
Aunado a las enfermedades que ya pueda padecer la persona de la tercera edad, tales como diabetes, hipertensión, problemas cardiacos, alteraciones pulmonares, renales e incluso hepáticas. “También hay una mayor vulnerabilidad por el riesgo que tienen, hay mayor afectación, sobre todo en etapas más avanzadas de la enfermedad”.
Por lo anterior, dijo que hoy más que nunca las familias deben hacerse cargo de sus adultos mayores y evitar exponerlos, que no tengan contacto con personas con algún tipo de síntoma respiratorio, tales como fiebre, tos, dolor de cabeza, de cuerpo; además de tomar medidas comunitarias como el ofrecerse a ir a hacer las compras por ellos y recoger sus medicamentos en los hospitales o Centros de Salud; el lavado de manos frecuente y durante 20 segundos con agua y jabón o bien con gel antibacterial y el secado de manos con toallas de papel, así como la desinfección de áreas de contacto como superficies de plástico y metal, tales como las andaderas o bastones con alcohol al 75%.
Afirmó que en caso de que el adulto mayor requiera de atención médica por síntomas respiratorios, lo recomendable es avisar de inmediato a su médico o bien, ahorita se está recomendando por parte de las Asociaciones de Médicos, la telemedicina o visitas a través de redes sociales o videollamadas para evitar que el adulto mayor salga y pueda exponerse. “En caso de acudir, siempre avisar que hay síntomas respiratorios para que se tomen todas las medidas necesarias para evitar que se propague esta enfermedad”.