España elimina al anfitrión

En un partido que tuvo de todo, la selección de España derrotó de último minuto a la anfitriona de la Eurocopa, Alemania, por lo que la selección ibérica confirmó su buen momento deportivo y anímico, además de mantenerse como firme candidato para levantar el título.
El encuentro tuvo drama desde el principio pues apenas al minuto 5 Toni Kroos tuvo una fuerte entrada sobre Pedri, al grado de que el joven español salió lesionado, mientras que el capitán alemán no vio si quiera la amarilla. Esto hizo que el árbitro tuviera un criterio diferente y durante todo el partido cometió varios errores.
En la primera entrada no hubo muchas emociones, salvo por una oportunidad de Havertz que dejó ir. Las redes se movieron hasta los 6 minutos de la segunda parte cuando Lamine Yamal envió un centro raso a la altura de la media luna para que Dani Olmo marcara el 1-0.
Cuando parecía que España iba a ganarlo en el tiempo regular, una jugada ofensiva de Alemania terminó en un centro para Kimmich, mismo que fue recentrado para que Florian Wirtz anotara el gol del empate en el cierre del encuentro, generando la locura en el estadio.
Con este empate de 1-1, el partido se fue a tiempos extra y también se vivió un drama en el tiempo añadido, pues una jugada muy comentada fue cuando Cucurella cometió una mano dentro de su área, pero, tras la revisión, no se señaló penal por un fuera de juego previo.
El encuentro llegaba a su fin y todos ansiaban los penales, pero un centro de Dani Olmo terminó en la cabeza de Mikel Merino que con gallardía anotó el gol de la victoria para España. En los últimos minutos, los ibéricos perdieron a Carvajal para las semifinales por una expulsión, pero al menos lograron aguantar hasta el final para decretar su triunfo.
De esta manera, España se instaló en las semifinales de la Euro y enfrentará a Francia por el pase a la final, mientras que, Alemania no pudo coronarse en su casa y también sufrió una amarga despedida de Toni Kroos.