Ante el incremento de personas positivas al coronavirus, particularmente provenientes de colonias donde las viviendas son poco prácticas para tener el aislamiento que les permita su pronta salida de la enfermedad, es que el Gobierno Estatal pondrá a disposición el Centro Estatal de Recuperación para Pacientes COVID-19, donde se les dará atención sin costo.

Por lo pronto se están ultimando detalles y acondicionamientos para que pueda entrar en operación oficialmente. De momento hay dos personas que voluntariamente han solicitado el albergue en esa zona de aislamiento, a fin de recuperarse lo mejor posible sin correr el riesgo de enfermar a sus familiares, y es probable que este sábado sean los primeros en ser aceptados en el Centro COVID.

El Centro de Recuperación para Pacientes de COVID-19 es para el confinamiento voluntario de pacientes que hayan resultado positivos, sintomáticos y asintomáticos, y en su primera etapa contará con 30 camas, pero si la demanda llegara a crecer, aunque no es lo deseable, se cuenta con espacio para habilitarlos y dar cabida a otras 120 camas.

En este lugar, personal de salud ofrecerá servicios para las personas que permanecerán durante 14 días aislados y serán evaluados para identificar si el virus está o no activo en su organismo, para determinar el momento en que podrán ser dados de alta.

Los requisitos para que ingresen a este Centro es que quieran el aislamiento voluntario, que lleven ropa y artículos de limpieza personales, en tanto que el ISSEA proporcionará los materiales para la sanitización y desinfección de superficies y áreas de recuperación. También se les otorgarán trajes de bioseguridad, goggles de protección, caretas y cubrebocas principalmente.

Este lugar de recuperación mide aproximadamente 3 mil metros cuadrados, tiene áreas verdes, comedor, sanitarios y espacios abiertos, el cual se ubica en la calle Albéniz número 202 en la colonia Del Trabajo en esta capital, muy cerca de la Casa de la Familia.