Aun con el temor mostrado por varios gobernadores, con la inquietud de retrasar el regreso a las aulas ante la tercera ola de la COVID-19, ha sido posible el inicio del ciclo escolar presencial, en virtud de la decisión tomada por el Gobierno Federal en conjunto con el sindicato de trabajadores de la educación, y que al final de cuentas no habrá riesgo cero, por ello se deberá actuar con cuidado y atención a los protocolos sanitarios.

Luego de poner en marcha el ciclo escolar 2021-2022 en la Secundaria Técnica No. 43 ubicada al oriente de la ciudad, en el fraccionamiento Colinas de San Patricio, el gobernador Martín Orozco Sandoval hizo referencia al reconocimiento que públicamente hizo el presidente López Obrador a Aguascalientes por el buen manejo que se ha tenido en el regreso a clases presenciales, que en esta entidad se dio desde finales de junio, antes de terminar el periodo escolar anterior.

Pero ahora, con el acuerdo nacional, permitió que en esta entidad se tuvieran facilidades para que las escuelas fueran puestas a disposición de estudiantes y padres de familia, “no podemos esperar más, porque al final está una tercera ola, puede llegar una cuarta o quinta y al final, no nos vamos a quedar sin ningún niño educado o a medias por la parte de la distancia.

En el evento de arranque al ciclo escolar, se dio a conocer que son 293 mil estudiantes de educación básica y un total de 40 mil trabajadores de la educación los que se esperaba que hubieran vuelto a las aulas, no obstante, será en el transcurso de estos días, cuando se conocerá en definitiva cuántos irán a clases presenciales y el número de los que seguirán en línea.

Más inversión

Refirió que así como en salud ha habido inversión extraordinaria para la atención a los pacientes de COVID, en materia educativa se tendrá que hacer lo propio según se vean las necesidades, pero esto será posible con el paso de los días, “tenemos que estar mandando recurso extraordinario para ello, no escatimar, si dimos el paso tan importante, debemos tener lo necesario para hacerlo con seguridad, lo que esté a nuestro alcance”.

Debe quedar claro, subrayó, que no hay perfección en las escuelas, y por lo mismo es que se irán corrigiendo los temas, sobre todo en materia de servicios y salud, como es el caso del agua, hay colonias en donde el pozo está en reparación o en definitiva no hay agua potable para las escuelas, de ahí que se hará lo necesario para atender la demanda, para lo cual el IEA tiene presupuesto para ello y se dialogará con los municipios para que apoyen en la dotación del vital líquido, que en algunos casos está siendo a través de pipas.