El regreso a clases presenciales a partir de enero es un tema que ha sido valorado de manera constante y considerando el comportamiento de la pandemia, que al no haberse desatado una vez iniciado el ciclo escolar, deja claro que se ha tenido un descenso, lo que indica que las escuelas no son necesariamente un factor de riesgo como se llegó a pensar en los primeros meses de la enfermedad.

Esto lo dejó de manifiesto el secretario de Salud, Miguel Ángel Piza Jiménez, quien resaltó que al paso del tiempo se ha tenido conocimiento del comportamiento del coronavirus y se han tomado medidas necesarias, siempre considerando las indicaciones generales en el país.

Y en cuanto al regreso a las aulas, es un tema que ha sido valorado por el Instituto de Educación y el sector salud, para determinar en qué momento se podrá cumplir con la asistencia plena a las aulas.

Entrevistado al término de la inauguración de un hospital privado al norte de la ciudad, el funcionario estatal comentó que si bien a diario se tienen cifras distintas en cuanto a número de contagios, los casos de menores de edad oscilan en 40, entre sospechosos y positivos, “algo importante, estamos hablando de todas las escuelas del estado, es un sinnúmero de niños, entonces 40 niños no podrían ser considerados algo significativo para considerarlo como un brote”.

No obstante, existe la preocupación de que no proliferen más, pero en esto debe hacerse un reconocimiento a los maestros que “han sido muy cuidadosos y los padres de familia han cooperado mucho en esta situación, pues llegan a las escuelas con su cubrebocas, forman a distancia, entregan a niños en la puerta, se retiran y todos están tratando de cubrir las medidas de seguridad”.

En otro tema, Piza Jiménez habló sobre el tema de la influenza estacional, de la que se ha presentado ya el primer caso en Aguascalientes y subrayó que “estamos con la vacuna a los grupos de riesgo, tenemos el primer caso de influenza, pero la vacuna está en camino y funcionando, aplicando la vacuna en todos los centros de salud a los grupos de riesgo.

Inicialmente llegaron 32 mil dosis y han arribado otras 32 mil, mismas que están siendo aplicadas en brigadas especiales, éstas independientemente a las células para la aplicación de la anti-COVID para la que se están completando esquemas de inoculación, de manera que tan sólo contra la influenza están siendo aplicadas unas 300 vacunas diarias.

¡Participa con tu opinión!