Fueron 59 las personas que recibieron aparatos auditivos por parte del DIF Estatal. La entrega tuvo lugar en el municipio de Calvillo, en un evento encabezado por la directora general del organismo, Karla Esparza Lazalde. Dado que algunos de los beneficiarios requerían aparatos en ambos oídos, fue un total de 118 los dispositivos que se entregaron.
La funcionaria explicó que fue gracias a las gestiones de la presidenta del organismo, Yolanda Ramírez de Orozco, que la Administración del Patrimonio de la Beneficencia Pública hizo posible esta acción social que representa, para cada uno de los receptores, una sustancial mejora en su calidad de vida.
“El DIF Estatal trabaja de la mano con todos los niveles de gobierno y con la sociedad civil para multiplicar los apoyos y la cobertura de atención a las familias que más lo necesitan” detalló Esparza, quien también comentó que en lo que va del año se han donado cerca de 680 aparatos auditivos.

OÍR PARA VIVIR. “Estos auxiliares funcionales favorecen la inclusión social de las personas que tienen problemas de audición, logrando con ello mejorar su capacidad para captar los sonidos de su entorno, de tal manera que puedan adquirir o restablecer habilidades necesarias para su vida diaria” expresó Esparza Lazalde.