CDMX.- Por más de un año, Meghan Markle fue objeto de una investigación debido al presunto hostigamiento al que sometió a integrantes de su equipo de trabajo en Reino Unido.
Y aunque los resultados de esta pesquisa eran muy esperados por el público y los medios británicos, parece que se mantendrán en secreto.
De acuerdo con The Sunday Times, la investigación oficial sobre la Duquesa de Sussex concluyó recientemente, pero el reporte final no será publicado, pues se busca cuidar la privacidad de los participantes.
Fuentes anónimas informaron al diario que los hallazgos derivados de este proceso sí llevaron a que se realizaran algunas mejoras en el departamento de recursos humanos de la Casa Real.
Inicialmente se esperaba que estos cambios fueran detallados en el Sovereign Grant Report, el informe financiero anual que publica la institución, pero ahora, el plan es que la familia real no vuelva a mencionar las denuncias.
Las primeras acusaciones contra Markle surgieron en octubre de 2018, cuando Jason Knauf, ex secretario de comunicaciones de los Sussex, dijo que la estadounidense había hostigado a dos trabajadores a tal punto que éstos dejaron sus empleos.
«La Duquesa parece estar empeñada en siempre tener a alguien (a quien molestar) y mi preocupación es que no vaya a suceder nada al respecto», dijo en un mensaje que compartió al departamento de recursos humanos.
Durante los años posteriores, otros ex empleados acusaron que la ex actriz de Suits los había humillado, manipulado o hecho llorar.
En respuesta a estas declaraciones, la Casa Real anunció que abriría de una investigación sobre el comportamiento de Meghan. (Staff/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!