El costo de producción de las viviendas sigue siendo afectado por el precio de los insumos, los cuales mantienen precios elevados debido a los niveles de inflación, señaló Evaristo de la Torre Sifuentes, presidente estatal de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda.
El dirigente empresarial reconoció que las condiciones del mercado de construcción de viviendas están sujetas a las presiones inflacionarias. Aunque existe un macro indicador, los costos se ajustan constantemente por cada producto específico. Refirió que estas condiciones son adversas para la actividad constructora, que debe hacer frente a los incrementos sin la posibilidad de realizar ajustes en los costos de producción.
Pese a ello, el sector mantiene el interés por desarrollar proyectos de fraccionamientos y cotos en este 2024, abarcando todo tipo de proyectos que van desde grandes desarrollos hasta pequeños fraccionamientos. Aunque los costos de producción limitan el segmento de viviendas populares, se están llevando a cabo este tipo de proyectos, aunque en menor medida que otros tipos de vivienda, enfatizó.
De la Torre Sifuentes mencionó que existe una amplia gama de materiales indispensables para la edificación de viviendas, como el acero y el concreto, entre otros. Expuso que los desarrolladores de vivienda evalúan aspectos de diseño y producción para mantenerse en el margen del mercado, aunque resulta inevitable no transferir los costos hacia los compradores de vivienda.
Agregó que en la entidad se prevé alcanzar un buen ritmo de construcción de desarrollos a lo largo del año, orientados al público de nivel medio y residencial.