Staff
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- Ninguna región de Jalisco, ni siquiera en la que se ubica la Zona Metropolitana de Guadalajara, ha sufrido tantas bajas de policías municipales a manos de criminales como la zona de Los Altos.

De acuerdo con registros de Grupo REFORMA, desde diciembre de 2018 a la fecha las regiones Altos Norte y Altos Sur suman 22 gendarmes locales asesinados.

La más afectada es la zona norte, pues 19 de las bajas fueron de corporaciones de esa región, entre ellas la registrada la noche del sábado contra cuatro uniformados en Encarnación de Díaz.

Por este último caso no se habían reportado detenidos hasta la tarde de ayer.

La región Altos Norte ha visto caer a manos de los criminales a dos integrantes de la Guardia Nacional, grupo federal lanzado durante la Administración del Presidente López Obrador, que tenía el encargo de reducir la incidencia delictiva, según los discursos oficiales.

Desde el 15 de febrero de 2020, el Gobierno Federal inauguró dos cuarteles de la Guardia Nacional en esa región, uno en Lagos de Moreno y otro en Tepatitlán de Morelos.

“Estoy seguro que vamos a avanzar en el propósito de pacificar a nuestro País”, dijo en esa ocasión López Obrador.

En contraste con Los Altos, la Zona Metropolitana de Guadalajara acumula 21 integrantes de comisarías municipales asesinados en el mismo periodo, según registros periodísticos.

En 2019, el entonces secretario de Seguridad federal, Alfonso Durazo, reconoció que se trata de una zona prioritaria en el País y señaló que es un punto estratégico porque confluyen los límites de Jalisco, Aguascalientes, Guanajuato, San Luis Potosí y Zacatecas.

En esa misma región, en Teocaltiche, cerca de los límites de Zacatecas, se registró desde principios de mayo el fenómeno de los desplazados.

Cerca de 700 personas dejaron sus casas huyendo de la violencia de generada por integrantes de grupos criminales, quienes bloquearon caminos y amenazaron a los pobladores, según los testimonios registrados en esa ocasión.

Fuentes policiales indicaron que la pugna fue protagonizada por el Cártel de Jalisco Nueva General y el Cártel de Sinaloa, aunque el primero mantiene también otros frentes abiertos con distintas organizaciones delictivas.

Grupo REFORMA publicó que, en el caso de la Región Altos Norte, según el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO), suman al menos 615 personas desaparecidas entre el 1 de enero de 1970 y el 16 de agosto de 2021.