Es una guerrera

CDMX.- Seis horas de rehabilitación y el uso de una rodillera y bastones son parte de las batallas que enfrenta Madonna desde que se lesionó la rodilla, lo que la ha llevado a cancelar varios conciertos de su gira Madame X.
“Es un milagro que haya llegado tan lejos, pero mucho tiene que ver con el hecho de que hago seis horas de rehabilitación todos los días, tres horas antes del espectáculo y tres después con múltiples terapias.
“También cambié a zapatos planos y modifiqué partes difíciles del espectáculo. Esto me ha ayudado enormemente, pero todavía tengo que tener cuidado y, por supuesto, descansar es la mejor medicina”, dijo la intérprete, según reporta el diario El País.
La cantante de 61 años tuvo que suspender el domingo el concierto que iba a dar en París, debido al problema médico que ahora ya también le ha lesionado la cadera.
Está previsto que el Madame X Tour finalice el día 11 en la capital francesa, aunque aún tiene pendientes algunas actuaciones demoradas por estos problemas de salud.
“Lamentamos informar que el espectáculo de Madonna está cancelado debido a lesiones permanentes”, escribió la sala Grand Rex en su página de Internet, sin dar mayores precisiones.
Según el diario Le Parisien, Madonna sufre un desgarro de ligamento en una rodilla por lo que mostró signos de debilidad durante su concierto del jueves por la noche que terminó entre lágrimas.
“Me duele mucho (…) Pero no quiero su piedad. Yo fui quien quiso hacer esta gira y la terminaré cueste lo que cueste”, dijo la cantante en sus redes sociales.
“Me considero una guerrera. ¡Nunca renuncio, nunca me rindo, nunca me rindo! Sin embargo, esta vez tengo que escuchar a mi cuerpo y aceptar mi dolor es una advertencia”.
El Madame X Tour comenzó en Nueva York en septiembre, pasó por Chicago, San Francisco, Las Vegas, Los Ángeles, Boston, Filadelfia, Miami, Lisboa y Londres y concluía en París.
La gira ha sido muy demandante físicamente para Madonna, en especial por el número de coreografías y la cantidad de conciertos (poco más de cien recitales en apenas seis meses). (Staff/Agencia Reforma)

ASÍ LO DIJO
“Si tan solo las rodillas no se retorcieran, el cartílago no se rasgara, nada doliera y las lágrimas nunca cayeran de nuestros ojos… Gracias a Dios por este importante recordatorio de que somos humanos”.
Madonna, cantante.