Un menor de edad que conducía bajo los efectos de las bebidas embriagantes, terminó su veloz carrera al estrellarse contra un objeto fijo. A pesar de lo aparatoso que resultó el accidente, no hubo personas lesionadas.
Alrededor de las 20:45 horas de ayer, el C4 Municipal atendió el reporte en el que solicitaban el arribo de las autoridades, al registrarse un percance vial sobre la Avenida Eugenio Garza Sada, en su cruce con la Avenida Ciencia y Tecnología en el fraccionamiento Tecnopolo. Hasta este lugar, elementos de la Policía Vial se trasladaron, al llegar se percataron que se trataba de un vehículo tipo pick up, marca Ford Ranger, modelo 2004 en color blanco con placas de circulación del Estado americano de Texas, el cual era conducido por un joven de 17años de edad, quien incluso fue sometido a la prueba de alcoholimetría, arrojando que la persona en mención se encontraba en estado de ebriedad.
De acuerdo a la versión de la autoridad, el joven al conducir por la mencionada arteria a exceso de velocidad, en determinado momento perdió el control de la unidad, ocasionado que se estrellara contra varios objetos fijos, entre ellos un semáforo peatonal y otros señalamientos viales. Los daños materiales, se cuantificaron en 20 mil pesos. El presunto responsable fue detenido y presentando ante el Juez Calificador, en la espera de que sea resuelta su situación legal correspondiente.