Luego de la denuncia realizada en redes sociales, de una joven que presuntamente fue intoxicada a través de una bebida al interior de un bar ubicado sobre la zona Centro de la ciudad, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados, José Álvarez Fernández, calificó como un hecho aislado el sucedido, esperando que las autoridades intervengan para conocer de manera precisa qué fue lo que sucedió realmente.
El líder de la Canirac, llamó a no desconfiar de los establecimientos, en especial de los bares y centros nocturnos donde se cumplen todos los lineamientos a favor de los consumidores, sin embargo, por hechos suscitados por terceras personas, es necesario que cualquier cliente extreme precauciones para no ser sorprendido por acciones que pudieran ser contraproducentes para la integridad de las mismas personas. Externó, que la seguridad es cuestión de cada persona, quienes no deben de confiar en otros de manera fácil aun cuando se trata de un momento de diversión. Agregó que el personal que labora en bares y centros nocturnos, son capacitados para realizar sus labores de manera profesional, tanto así que el caso denunciado es el primero que da en mucho tiempo. Invitó a las personas que frecuentan dichos establecimientos a estar al pendiente constantemente de las bebidas que se sirven y verificar hologramas de autenticidad en las botellas de alcohol adquiridas, así como el cerciorarse de que la botella esté cerrada al momento de ser llevada a la mesa.
“La seguridad comienza con uno mismo, así como nos hemos cuidado con la pandemia, también es necesario no descuidarse en ningún aspecto. Son hechos aislados, el personal como meseros son capacitados para ofrecerle al cliente toda la seguridad y confianza que merece”, destacó.