En el marco del programa de reconversión de cultivos, la pitahaya encontró la tierra propicia para florecer en Aguascalientes, única entidad en el país donde se está produciendo a nivel industrial este exótico fruto, en una superficie de 30 hectáreas ubicadas en el municipio de Calvillo.

De visita por las parcelas, el gobernador Martín Orozco Sandoval conoció los amplios beneficios que ha traído para Alfonso López y su familia, haber incursionado en la producción de pitahayas, la cual requiere el 30% menos de agua que las guayabas, además de tener las condiciones climáticas ideales para crecer.

Sostuvo que la fortaleza y diversificación que ha alcanzado a este momento el campo del estado es resultado del trabajo de las manos aguascalentenses y de las acciones que se han instrumentado durante su gobierno para impulsar la producción de nuevos cultivos.

Destacó que innovar en la plantación de productos diversos y no tradicionales, trae ventajas como el ahorro de agua, la comercialización al extranjero y la generación de valor agregado a la materia prima, además de impulsar la competitividad del campo local.

Por su parte, Daniel López, productor y socio de la empresa Propitamex, señaló que esta fruta, también conocida como Dragon Fruit, es rica en antioxidantes y proteínas, además de ser buena para el sistema digestivo; dijo que el mercado local y nacional poco a poco muestra interés en su consumo, ya que a pesar de tratarse de una planta endémica de nuestro país y el centro de América, el continente asiático prácticamente se apropió de su producción y comercialización.

Destacó que el año pasado un 60% de la cosecha se exportó a Estados Unidos y el resto se quedó en México, tratándose de 50 toneladas aproximadamente de este delicioso fruto.

Se destacó que la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroempresarial ha brindado apoyo y acompañamiento a los productores, tanto para asistir a un seminario en California, Estados Unidos, donde recibieron capacitación en el manejo de la planta, como con el programa para la tecnificación del riego en la parcela, con lo que se optimiza este recurso con el sistema por goteo.