Es un cáncer la violencia familiar

Más de 3 mil atenciones ha brindado el Instituto Municipal de la Mujer de Aguascalientes en lo que va del año, especialmente en áreas jurídicas y psicológicas relacionadas con la violencia, lo que refleja la alta demanda de servicios que brinda dicha instancia, afirmó su titular, Karla Paola Ávila Rentería.
La directora del IMMA enfatizó que la violencia física sigue siendo una de las principales problemáticas que atiende el IMMA, aunque la de tipo económico también ha emergido como un área de preocupación significativa. Mencionó que el instituto está implementando diversos cursos de capacitación en nuevos oficios para que las mujeres puedan lograr la independencia económica de sus agresores, proporcionando herramientas y acompañamiento psicológico continuo para facilitar su transición a una vida libre de violencia.
Respecto a la distribución geográfica de los casos atendidos, confirmó que la mayoría sigue ocurriendo en la zona oriente, por lo que de las 3 mil atenciones, más del 50% se registran en esta parte de la ciudad, seguido de la zona sur.
Explicó que cada usuaria requiere múltiples atenciones, siendo las más comunes las de tipo jurídico, trabajo social y psicológico. Cada una de estas áreas responde a diferentes necesidades derivadas de la violencia que enfrentan las mujeres, subrayando la complejidad y la continuidad del apoyo necesario para cada caso. «Una usuaria mínimo nos lleva tres atenciones: jurídica, trabajo social y psicológica”.
Destacó que aproximadamente el 30% de las mujeres que inician su proceso en el IMMA logran completarlo con éxito. Sin embargo, aclaró que muchas no pueden finalizar el proceso debido a las circunstancias de violencia que enfrentan. A pesar de estos desafíos, dijo que hay historias inspiradoras de mujeres que, habiendo superado su situación, regresan al instituto para ayudar a otras.