Así como el PSG, el Atlético de Madrid buscará esta tarde clasificarse a las semifinales de la UEFA Champions League, en lo que podría ser su mejor oportunidad para levantar su primera orejona, ya que varios de sus verdugos pasados ya fueron eliminados.
En punto de las 14:00 horas, los colchoneros enfrentarán al RB Leipzig en un duelo que podría sacar muchas chispas, ya que al conjunto de Madrid se le da bien enfrentar a la escuela alemana, pero al ser una Champions de sorpresas, el Leipzig podría tener una noche mágica en Lisboa.
Los dirigidos por Diego Simeone han sufrido mucho en las últimas ediciones de Champions, han perdido finales, no han avanzado de fase de grupos o han sido remontados después de haber dado una actuación sublime, como el caso del año pasado.
En la edición más reciente los rojiblancos fueron derrotados por la Juventus en una remontada en Turín, después en el 2018 no lograron pasar de fase de grupos. Mientras que del 2014 al 2017 su principal verdugo fue el Real Madrid, derrotándolos en dos finales y eliminándolos en fases previas.
Sin embargo, en esta edición vienen de eliminar al campeón Liverpool, en una serie que quedará para la historia al ser uno de los pocos equipos en vencer a los Reds y en su templo, el campo de Anfield.
Es por eso que los colchoneros llegan bastante motivados a esta cita y esperan por fin levantar esa ansiada copa, aunque para eso tendrán que derrotar hoy al conjunto de Leipzig.
Por su parte el equipo de Leipzig viene de eliminar en la ronda anterior al último subcampeón, el cuadro de Tottenham, los alemanes derrotaron a los ingleses en Londres por un marcador de 0-1, para después finiquitar su boleto a cuartos de final en casa con una goleada de 3-0.
El equipo que resulte ganador de esta serie enfrentará al PSG, quien viene de conseguir una remontada épica ante el Atalanta en los últimos minutos. Sea cual sea el ganador se tendrá a un finalista interesante de este lado de la llave, obviamente todos esperan ver un choque entre madrileños y parisinos, pero en esta Champions League todo puede pasar.