El Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial aseveró que en estos tiempos en que la inflación y las tasas de interés tienden hacia la baja, es momento de aprovechar por parte de aquellas personas que cuentan con liquidez para cambiar sus estrategias de inversión y acceder a oportunidades como la hipotecaria u otras que se generarán en este segundo semestre.

Alberto Aldape Barrios, director del CIDE, señaló que uno de los factores de la inflación es la demanda de productos o servicios, al reducirse el poder adquisitivo tras la pérdida de más de 800 mil empleos formales a nivel nacional, disminuye sustancialmente la demanda y la presión sobre los precios baja, motivo por el cual deben caer los precios para mantener las ventas que se tenían antes de la contingencia sanitaria.

Por otro lado, existe otro tipo de productos que no se relacionan directamente con la demanda como son las gasolinas que van en función del precio internacional de los combustibles que han ido repuntando y que sube el precio de la gasolina y su efecto es ascendente aunque marginal.

Actualmente, la tasa de referencia del Banxico se ubica en un 5% y todavía tiene oportunidad este año de bajarla en las siguientes dos reuniones que se llevarán a cabo en otoño y en invierno, para ajustar su tasa de referencia para impulsar el consumo en nuestro país.

También para estimular la solicitud del crédito productivo, y uno de los primeros efectos que se ha observado en los mercados es la tasa inmobiliaria donde algunos bancos ya ofrecen el 7% de tasa de interés para los créditos hipotecarios.

“Hoy es el momento para aquellos que tienen liquidez para cambiar su estrategia de inversión y poder allegarse de esas propiedades y de esta manera multiplicar su inversión a través del tiempo”, puntualizó.