Aunque para la mayoría de los empresarios y emprendedores resulta complicado concentrarse en la productividad en este tiempo estresante ante la pandemia del COVID-19, no se debe dejar de lado el entusiasmo y mantener claro el objetivo de crecer y renovarse a pesar de las adversidades y no poner límites.
El presidente del Clúster Automotriz en la entidad y del Grupo MAEN, Cuitláhuac Pérez Cerros, destacó que en México se tiene la capacidad y la experiencia para participar con el sector médico o en cualquier otro que requiera del desarrollo de tecnología de excelencia, a la par de infinidad de industrias gigantes extranjeras, que bien pueden apoyar con la atención en algunas necesidades de los sistemas sanitarios.
Cierto es que se enfrenta una situación alarmante en materia de salud y se precisa de la suma de acciones para aminorar el impacto del coronavirus, y por lo pronto en la entidad, uno de los grupos de los que representa ha demostrado estar a la altura de las circunstancias en un momento histórico, pues ha comenzado a apoyar para hacer frente en esta lucha contra el nuevo virus tan temido.
Comentó que algunos giros industriales tienen la posibilidad de reconvertir su producción ante lo que ahora se demanda aún con la maquinaria que tienen, como es el caso del grupo al que representa que ha tenido la iniciativa de diseñar y fabricar equipos médicos que ya habían probado, pero la necesidad actual obligó a esta empresa a ver de qué manera se pudiera apoyar y se abrió la oportunidad de elaborar dispositivos médicos para atender la actual contingencia.
Puntualizó asimismo que en este tiempo de contingencia y aislamiento productivo, ha habido personas con la intención de ser protagonistas con iniciativas alejadas de una propuesta tangible que ayude al sector salud, pero también está a contraparte cómo es la gente demasiado pasiva en espera de que algo pase.
Cabe hacer mención que en este encuentro virtual con el Grupo de Industriales de Aguascalientes, también tuvieron la oportunidad de compartir experiencias sobre el manejo del estrés en la toma de decisiones, tanto en lo colectivo como en lo personal, al seno de las organizaciones y en medio de esta contingencia sanitaria que por ahora no se le ve fin.