El Instituto de Educación de Aguascalientes aclaró ayer a la comunidad educativa que se avecina un receso escolar, no vacaciones; a partir del 23 de marzo serán dos semanas con actividad académica desde el hogar y los siguientes quince días entrarán al periodo tradicional de descanso de primavera.

Raúl Silva Perezchica, titular del IEA, informó que los padres de familia con estudiantes de nivel básico que deseen ya no llevar a sus hijos a la escuela en la presente semana por cuestiones sanitarias, deben acercarse a los directores de los planteles para que se lleven la información del trabajo diario educativo que deberán realizar a distancia.

Recalcó que se avecina un tiempo de aislamiento, no de vacaciones, se ha emitido el decreto correspondiente que establece este receso escolar para todos los niveles educativos, desde preescolar hasta superior, no deberá haber presencia estudiantil en ningún plantel hasta el 20 de abril próximo.

Sin embargo, el aislamiento que se avecina será productivo y en primer lugar que haya protección en la salud humana y que las madres y los padres de familia, sobre todo de educación básica y media se comprometan con la salud de sus hijas e hijos.

“Es necesario trabajar los primeros días de esta semana para lograr los acuerdos de manera gradual en reuniones pequeñas en los comités de salud que se integrarán en cada una de las escuelas y que los papás tengan claro los compromisos que implican las recomendaciones sanitarias como lavarse las manos, no tocarse la cara, entre otros”.

Tras la reunión con las instituciones de educación superior, el director del IEA mencionó que la decisión de suspender o mantener clases será de cada una de ellas, siempre y cuando se cumpla con la orden del aislamiento, de la conciencia de los estudiantes de dejar esta semana la clase presencial; en el caso de la educación media y básica, se tomarán acuerdos con los padres de familia.

Finalmente, precisó que Aguascalientes se ha sumado totalmente al Calendario Escolar Nacional del ciclo lectivo 2020-2021, ha dejado de aplicar el calendario estatal, el cual se regía por un periodo vacacional diferente a la Feria Nacional de San Marcos.