El Sistema Educativo en México debe centrarse en la persona más que en el conocimiento para alcanzar mejores resultados, siguiendo el modelo de Finlandia, que sin invertir tanto en el PIB se encuentra en los 5 primeros lugares en los resultados de la prueba PISA, consideró el rector de la Universidad Cuauhtémoc, Juan Camilo Meza Jaramillo.

En ese sentido, detalló que debe generarse un cambio en México desde la familia y el entendimiento de la educación. Consideró que el grave problema del Sistema Educativo mexicano es que está centrado en el conocimiento, y por tanto, de seguir así como fin último está perdido, ya que debe de estar centrado en la persona.

El rector de la Universidad Cuauhtémoc explicó que en Finlandia el Sistema Educativo valora mucho a la persona y se enfoca primero a actividades como el trabajo en equipo, ética, responsabilidad, compromiso, lealtad y puntualidad, y una vez fortalecido el ser humano, pasan al conocimiento como consecuencia de un ser humano fortalecido.

Juan Camilo Meza señaló que en el caso de México, el alumno tiene que aprender matemáticas así esté sin desayunar o sin comer, y si le va bien la institución puede sacar una lona indicando que es el mejor colegio en matemáticas, sin que ello garantice que el estudiante sea feliz o vaya a tener un buen desarrollo.

“Ese es el grave problema de nuestro Sistema Educativo, mientras siga centrado en el conocimiento como fin último está perdido, hay que centrarlo en la persona”.

Meza Jaramillo puntualizó que en los resultados de las últimas evaluaciones de la prueba PISA, Finlandia se encuentra en los primeros cinco lugares, en tanto que México se ubica en el lugar 55 de la tabla de un total de 70 países. Mientras que nuestro país aporta el 6% del Producto Interno Bruto a educación, Finlandia aporta muy poco de su PIB a este rubro y con mejores resultados, gracias al enfoque que le dan.

Por tal motivo, consideró que en educación es necesario trabajar de manera personalizada con los estudiantes, potenciando sus habilidades y desarrollándoles aquéllas que no tienen, comenzando desde la educación básica.