El comercio al pormenor será el giro más afectado con el decreto anunciado por el Gobierno del Estado para reducir los aforos y la actividad económica ante los altos contagios por la pandemia, seguido de la industria restaurantera, bares, cantinas y centros nocturnos, destacó el vicepresidente regional de la Federación de Colegios de Economistas de la República Mexicana, Jael Pérez Sánchez.
En conferencia de prensa y al hacer una evaluación del impacto que tendrán las nuevas medidas sanitarias, producto del incremento en los contagios por la cuarta ola de COVID, el especialista señaló que el balance entre contagios y muertes diarias deberá ser esencial para la toma de decisiones en materia económica para los siguientes dos meses. “Creo que no tenemos opción, si no se tomaban estas medidas, iba a ser una situación mucho más crítica incluso para las empresas”.
Advirtió que de pararse por completo la economía en el Estado, van a ir al quiebre muchas empresas, dado que varias de ellas están sostenidas con alfileres en la actualidad, por lo que las siguientes tres semanas serán cruciales para no colapsar la capacidad de los hospitales en atención de pacientes Covid. “Nos encontramos ante una ola de corta base, es decir va a crecer muy rápido, pero también va a disminuir muy rápido, pero con una alta tasa de contagios”.
Apuntó que los giros más afectados con estas medidas serán todo el comercio al pormenor, además de toda la industria restaurantera, bares, cantinas, centros nocturnos, dado que ahí hay muchos meseros, cocineros y garroteros que dependen de las propinas, por lo que de llegar a controlarse la pandemia en unas 2 o 3 semanas, se van a poder abrir nuevamente los espacios para que se dé la dinámica económica con una mayor normalidad, pero de complicarse para los primeros 2 meses de este año, muchas empresas sobre todo a las micro, se les va a complicar bastante la situación para sostenerlas al igual que a los empleos.
En cuanto al impacto en los empleos ante este nuevo decreto, en el caso de los trabajadores del sector de preparación de alimentos y bebidas en establecimiento, Pérez Sánchez dijo que existen alrededor de 31 mil en Aguascalientes, mientras que en el comercio al pormenor son más de 90 mil, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI, los que se verían severamente afectados.

¡Participa con tu opinión!