René Delgado
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) es digno de un país como Dubai y no de México, por el alto costo que significa, consideró Gerardo Ferrando, quien representa al equipo de transición dentro del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM).
En entrevista señaló que se puede aspirar a que el NAIM sea el tercero en el mundo, pero eso no corresponde a las necesidades que se deben atender en el País.
«El tercer aeropuerto del mundo queremos ser. ¿Quién lo está haciendo? Dubai, Singapur, China. ¿Aspiramos a eso? Sí podemos aspirar, pero hoy nuestro País tiene muchas necesidades qué atender, diferentes a las de Dubai, Singapur y China. Tenemos que ser muy prudentes en el uso de los recursos.
«Es un proyecto precioso digno de Dubai. ¿No es digno de México? … yo diría que ése proyecto está a pocos metros de la pobreza de 4 millones de mexicanos. Me resulta contrastante», señaló.
Ferrando Bravo afirmó que de quedarse el proyecto de Texcoco se tendría que hacer un reajuste para atender las necesidades del entorno y sobre su capacidad para recibir pasajeros.
«Habría que reajustar el proyecto sin cambiarlo en su esencia, a lo mejor ajustar en el tiempo la expectativa que se tiene de un aeropuerto de 120 millones de pasajeros, veamos para los próximos seis años qué es lo que sería prudente realizar sin modificar realmente el proyecto pero sí hay muchos ajustes que se pueden hacer», sostuvo.
Detalló que en torno al aeropuerto colindan cuatro municipios del Estado de México que requieren urgente atención federal: Chimalhuacán, Texcoco, Atenco y Ecatepec.
«Ahí viven 4 millones de mexicanos en situaciones realmente inadmisibles. El aeropuerto no creo que sea la única solución, puede ser un detonador de actividad, trabajo, pero tienes dos posibilidades; poner una mampara para ocultar la terrible pobreza que ahí tenemos o no sólo es el aeropuerto, sino educación y salud», subrayó.
Ferrand consideró que sale más barato detener el proyecto del actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México que continuarlo.
Y habló de números. Dijo que en un principio se hablaba de que su costo sería de 160 mil millones de pesos, pero fue subiendo con el tiempo, de tal forma que ahora se habla de que costaría 285 mil millones, si se toma en cuenta el polígono, la terminal y tres pistas. Pero fuera de ese presupuesto hay un proyecto de conectividad al cual se le deben sumar otros 40 mil millones de pesos.
En contraste, el proyecto de Santa Lucía considera un presupuesto de 70 mil millones de pesos. En este punto admitió que el empresario José María Riobóo hizo una propuesta para tener como alternativa la terminal aérea de esta base militar.
Para el ingeniero, se debe aprovechar la capacidad del actual aeropuerto, sobre todo porque la Terminal 2 tiene apenas 11 años de antigüedad y costó 9 mil millones de pesos «(…) es una inversión enorme que no podríamos desechar con tanta ligereza».
Optar por conservar el AICM, junto con Santa Lucía y Toluca, el costo sería menor, dijo.