De modo cíclico, el Centro Comercial Agropecuario, junto con una diversidad de mercados al mayoreo y al menudeo, reporta una menor actividad en sus instalaciones y en sus ventas ante el regreso parcial a las clases presenciales y también por el aumento del flujo de ciudadanos que se moviliza para vacacionar, informó el presidente del Consejo de Administración, Gerardo Palomino Macías.
Indicó que todos los giros que se ofrecen en este mercado se encuentran en un punto de esperar por la recuperación de este gremio que, se confía, suceda en julio o en agosto próximo.
Frente a esta situación, los comerciantes se preparan con la reducción de sus inventarios de una manera significativa para evitar que se les quede mercancía, especialmente la de carácter perecedero y, aún así, se ha descubierto que no se venden los alimentos frescos, motivo por el cual se debe proceder a otras estrategias para que sean aprovechados.
Gerardo Palomino Macías sostuvo que el regreso a clases a las escuelas físicas y el tiempo de vacaciones, que para muchos ha iniciado, es motivo para que la gente canalice sus recursos a otras actividades diferentes a la alimentación.
Hasta el momento, se calcula que la mejoría podría comenzar a partir del próximo 15 de julio de 2021, en tanto que, desde la pandemia, los tiempos de ventas de productos frescos se movió y no se sabe con claridad cómo se da el flujo de compra-venta, motivo por el cual hay que aguardar para ver cómo se acomodan las cosas nuevamente.
No obstante, destacó que la rotación de comerciantes en bodegas o en las piedras de tianguis es realmente muy esporádica. Así pues, lo que hacen los empresarios es disminuir la cantidad de sus inventarios para sortear los tiempos de bajas ventas y, de esta manera, mantenerse vigentes en sus negocios dentro del Centro Comercial Agropecuario.
El presidente del Consejo de Administración del Centro Comercial Agropecuario detalló, asimismo, que el comportamiento en ventas de los ejercicios 2020 y 2021 es similar en cuanto a las bajas ventas, mientras que el año 2019 era un periodo donde se regularizaba el proceso de comercialización de los alimentos y se espera que la actividad se active a partir del 15 de julio y no se alargue hasta agosto próximo, concretó.