Sineli Santos
Agencia Reforma

CDMX.- El Gran Premio de Miami, sexta fecha de la temporada y segunda del calendario que incluye una carrera Sprint sabatina, se disputará este fin de semana en un circuito que une sectores callejeros y permanentes cerca del estadio que es la casa de los Dolphins de la NFL.
El trazado tiene una longitud de 5.410 kilómetros, y los pilotos deberán completar 57 vueltas para alcanzar una distancia final de 308.370 kilómetros.
Su diseño es similar al de Albert Park en Australia, una pista que no resultó favorable para Red Bull, ya que cuenta con curvas largas y de alta velocidad.
Habrá tres zonas de DRS que facilitarán los adelantamientos: la primera entre las curvas 8 y 9, la segunda en la recta que se forma entre las curvas 16 y 17, y la tercera entre las curvas 17 y 18.
Al tratarse de una pista prácticamente nueva, los neumáticos no deberían sufrir una alta degradación. Por ello, se han designado los compuestos C2 como el más duro, C3 como el medio y C4 como el blando.