César Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-En México, la violencia criminal, los feminicidios y la pandemia de Covid-19 han dejado a miles de huérfanos.
Instituciones dedicadas a la atención de los menores suman 131 mil 300 infantes en orfandad por la pandemia; mil 6 por feminicidios y 265 mil 700 por la guerra contra el narcotráfico desde 2007.
“Romina” y “Damián” son dos de esas víctimas. Cuando su madre fue asesinada por Jorge Humberto Martínez, “El Matanovias”, en 2016, ellos tenían 2 y 12 años de edad, respectivamente. Hoy, los dos permanecen con su abuela materna, Margarita Alanís, quien a la fecha batalla para obtener apoyo para atenderlos.
“Cuando son niñas y niños en comunidades afectadas por el crimen, están más vulnerables”, advirtió Nancy Ramírez, de Save the Children.