El reglamento de la Ley General Antitabaco es «letra muerta», aseguró el presidente estatal de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo, Miguel Ángel Breceda Solís.
Manifestó que tras la obtención de múltiples amparos por parte de establecimientos, esta reglamentación está en desuso, al considerar que atenta contra la autodeterminación de las personas.
El dirigente del sector comercio argumentó que, aunque se cumple con las disposiciones para mantener zonas libres de humo, las características de la normatividad hacen imposible que se cubran todas las disposiciones.
«Las cosas que no son coactivas y no producen una lesión a la sociedad son letra muerta. Se los dije, fui el primero que lo dijo y así es», enfatizó.
Breceda Solís argumentó que existe concientización de las personas sobre el respeto a los no fumadores, y la propia gente es la que busca apartarse para fumar, como una cuestión de sanidad pública.
Enfatizó que, de esta manera, la propia gente mantiene las zonas libres de humo, y los fumadores se concentran en espacios donde existan áreas ventiladas apartadas.
Dijo que los establecimientos quedan en libertad de establecer los controles de zonas restringidas para fumar, aunque los recursos legales que se ganaron para permitir el consumo de productos de tabaco ya están firmes.
Por otra parte, señaló que los comerciantes han visto un incremento significativo en la venta de bebidas refrescantes por la temporada de calor intenso, entre las que se incluyen las que contienen alcohol.
Afirmó que las condiciones de calor han alentado las ventas de los giros enfocados en la venta de bebidas embriagantes y negocios como fuentes de sodas y paleterías.