Daniel Santiago Cruz
Agencia Reforma

Monterrey, México.-A nivel internacional esta semana está dedicada a fomentar la conciencia de consumir menos sal, por lo que la Organización Panamericana de la Salud y la OMS publicaron algunas recomendaciones dentro de la campaña “Más sabor, menos sal”.

“Dados los cambios en el estilo de vida provocados por la pandemia de Covid-19, es importante disminuir el consumo de sal al preparar nuestras comidas caseras. Por ejemplo, si una persona usa bastante sal al cocinar su comida favorita, fácilmente podría conducir a un aumento diario de la ingesta de sal. Esto daña nuestra salud y, en el futuro, puede ponernos en riesgo de desarrollar una enfermedad no transmisible”, indica el sitio de la OPS.

“La OPS quiere alentar a las personas y familias de la región a usar menos sal y reemplazarla con hierbas como cítricos, albahaca, orégano, cilantro, perejil, pimentón, ajo, pimienta negra, comino y especias”.

El organismo internacional señala que es fundamental evitar el uso de salsas procesadas como la salsa de soya, la salsa de tomate y los aderezos para ensaladas que pueden contener mucha sal oculta. Y, por último, utilizar menos cubitos de caldo o hacerlos de forma casera con huesos de pollo podría ser una buena idea para reducir la sal en las recetas.

El exceso de sal en la dieta incrementa la presión arterial causando aproximadamente el 30 por ciento de hipertensión, representa un posible carcinógeno para el cáncer gástrico y está asociada con la insuficiencia renal y la osteoporosis, indica la OPS.

Según recientes evaluaciones, el consumo de sal suele ser de más de cinco gramos al día, cantidad máxima recomendada por la OMS.

El organismo también llama a la reformulación de productos alimenticios para que contengan menos sal/sodio y el establecimiento de un entorno de apoyo en instituciones públicas como hospitales, escuelas, lugares de trabajo y hogares de ancianos, para permitir que se brinden opciones con menos sodio.

Claudia Suárez, nutrióloga, señala que 5 gramos de sal equivalen a 2 mil 300 mg de sodio, es decir, 2 gramos de sodio.

“Claro que es posible lograrlo (reducir la sal), con un consumo bajo de alimentos industrializados. Es decir, basar la dieta en frutas, verduras, cuidando las preparaciones de los alimentos de origen animal como pollo, carnes y pescados. Además evitando refrescos y moderando el consumo de embutidos.

” Y cuidando la cantidad de sal de mesa: no ponerle sal a la comida sin antes probarla”.

Algunas recomendaciones:

-Elige alimentos naturales. Si compras procesados, elige los que tengan menos sal.
-Utiliza hierbas frescas como pimiento, ajo o limón para reemplazar la sal o los cubitos de caldo.
-Limita el consumo de comida rápida y evita usar el salero.
-Exige productos bajos en sal y etiquetas claras en los alimentos.