La situación de violencia que se vive en el estado de Zacatecas y que ha repercutido en Aguascalientes por su cercanía, podría atribuirse al cambio de gobierno que recientemente se dio en el vecino estado, consideró el secretario general de Gobierno, Juan Manuel Flores Femat.
Comentó que la tendencia que se observa en algunos estados es que grupos delincuenciales pongan a prueba a los nuevos gobernantes, pero, además, también se podría tomar en consideración que en el vecino estado del norte, también se daría la lucha entre grupos criminales.
Hizo referencia a la reunión que se tuvo ayer por parte de los miembros del gabinete de seguridad en el estado, en la que estuvieron representantes de la Fiscalía General de la República, de la 14ª Zona Militar, el de la Guardia Nacional “y nos reiteran que, debido a los acontecimientos, está totalmente reforzada la seguridad en la frontera del estado, lo pudimos percibir ahora, no incursionaron en el estado para dejarnos cuerpos de personas asesinadas fuera de nuestra entidad”.
Además, resaltó que dichos cuerpos de seguridad federal se han declarado listos para continuar con ese blindaje de las fronteras, que permitan dar garantía de seguridad a los aguascalentenses, “atribuyen esto a factores de que el Gobierno del Estado de Zacatecas va iniciando, es lo que normalmente los grupos delictivos ponen a prueba a los gobiernos que van llegando a encargarse de la administración y también los conflictos entre los dos grandes carteles, el Jalisco y el Cartel de Sinaloa”.
Y con esa información, dijo Flores Femat, se ha dado la garantía de dichos cuerpos de seguridad, de que están coordinados con la Policía Estatal e implementados los operativos para que la seguridad en Aguascalientes siga siendo de primer nivel.
El acuerdo en la reunión de referencia fue precisamente la coordinación, “creo que la oferta del gobierno de Aguascalientes superó a la de Zacatecas, la oferta de operativos, la oferta de blindar y muy probablemente el señor gobernador buscará una reunión con el comandante en jefe de la Quinta Zona Militar a la que corresponde Aguascalientes, con sede en Jalisco, para que la seguridad sea vista de manera conjunta entre los tres estados y aquí se conserve la seguridad que se goza hasta ahora.