Hay grandes expectativas con el arranque del nuevo Sistema de Justicia Laboral en Aguascalientes, en espera de que se garanticen mejores condiciones laborales para la clase trabajadora, así lo estableció Jesús Enrique Ramírez Pérez, líder de la Confederación Regional Obrera Mexicana.

En conferencia de prensa, el líder cromista destacó que a pesar de que fue larga la espera y grande la expectativa, este 3 de noviembre inició el nuevo sistema donde se deberá de garantizar la existencia de jueces debidamente capacitados, quienes impartirán una nueva justicia para el trabajador con vías de desahogo alternas y complementarias por medio de conciliación y juicios orales, respetando la formalidad jurídica debida.

“Los jueces deben priorizar la plática, la negociación entre las partes y así la decisión de los laudos será más fácil y más rápida y las alternativas serán complementarias por medio de la conciliación, y priorizarán la resolución por medio de juicios orales respetando la formalidad jurídica”.

Afirmó que en el caso de la CROM están de acuerdo con que se defina una nueva estrategia de resolución de conflictos laborales dado que a ninguna de las partes beneficia el tener pleitos largos o laudos que duran años y que son costosos, donde al final los únicos beneficiarios terminaban siendo los llamados “coyotes”, es decir aquellos abogados que andan debajo de las Juntas Locales que engañan a los trabajadores para tener juicios largos.

Ramírez Pérez apuntó que en el caso de Aguascalientes este sistema arranca con dos juzgados laborales y conforme se presente una mayor demanda, el Poder Judicial dispondrá de más juzgados, jueces y personal capacitado para impartir justicia entre trabajadores y empleadores mediante una inversión entre el Gobierno Federal y Estatal.

Consideró que este nuevo modelo necesita difundirse intensamente entre la clase trabajadora ya que hay un desconocimiento del mismo y aunque hay quienes tienen nociones del cambio en la impartición de justicia, no se ha profundizado en aspectos tan relevantes como la conciliación en conflictos de cualquier índole laboral, en la libertad sindical, multisindicalismo, justicia laboral y en la perspectiva de género, procesos que se llevarán ante el Poder Judicial. “Tenemos grandes expectativas del nuevo Sistema de Justicia Laboral, y que existirán más beneficios. Sin embargo, la clase trabajadora está a la expectativa de que la justicia laboral en manos de jueces derive en mejores resultados, eso es lo que esperamos y eso es lo que exigiremos”.