La Casa Libertad perteneciente a la Procuraduría de Protección de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, cumple cabalmente su función de generar una sana convivencia entre los menores de edad y sus padres cuando no existe una buena mediación o conciliación entre ellos, así lo estableció la procuradora Karla Esparza Lazalde.

La funcionaria estatal resaltó la preocupación de la presidenta del DIF Estatal, Yolanda Ramírez de Orozco, por el interés superior y el bienestar de los niños, por lo que a través de la Casa Libertad se brinda servicio a los asuntos que tiene el Poder Judicial, particularmente a los jueces familiares, que son quienes les ordenan que se lleven a cabo las convivencias de los niños ya sea con su mamá o su papá, dependiendo de quién tenga la custodia.

“Son asuntos un poco complicados, esto significa que en un asunto que llegue a Casa Libertad, los usuarios son todos aquellos que no pueden convivir por fuera, que no hay una buena mediación o conciliación entre ellos, por eso existe esta instalación”. Esparza Lazalde explicó: “a nadie le vamos a poder proporcionar lo que está en sus hogares, pero hacemos lo posible por que se sientan así, que se vayan con un buen sabor de boca al estar con sus papás”, finalizó.

CASA LIBERTAD

  • Actualmente, atiende 120 casos.
  • Se encuentra en calle Libertad #225 en el Barrio de Guadalupe.
  • Ofrece sus servicios todos los días, de 14:00 a 21:00 horas.
  • Trabajan en ella una abogada y tres psicólogos.
  • Cuenta con un área de juegos infantiles, una ludoteca, servicio de televisión y videojuegos, cocina y baños.