Se ha dicho hasta la saciedad que no se puede repicar y andar en la procesión, ni cantar y comer pinole al mismo tiempo, por lo que si Gustavo Báez aspira a otra candidatura de elección popular tiene que renunciar a la presidencia del Comité Directivo Estatal (CDE) del PAN o solicitar un permiso, para que todos los interesados estén en igualdad de condiciones. Es lo que se conoce como “piso parejo”, en donde no existan ventajas para alguien.

El nombre de Báez salió a relucir en una lista de pre-precandidatos a la presidencia municipal de Aguascalientes, que pese a que no es oficial no ha sido desmentida a nivel local ni nacional por lo mismo  tiene cierta validez.

Además, en ese catálogo de nombres pueden estar las y los candidatos a las diputaciones federales, diputaciones locales y alcaldías, de manera que las posibilidades para Báez están en el Congreso de la Unión o en la presidencia municipal, o en el último de los casos en la reelección como diputado local.

Existe el antecedente que varios de los que fueron presidentes del CDE llegaron a ser diputados federales o senadores, es el caso de Juan Antonio Martín del Campo, Jorge López Martín y más atrás Ramiro Pedroza Torres, Leobardo Gutiérrez y Enrique Franco Muñoz, de manera que Gustavo Báez avanza por el mismo sendero.

Por lo pronto, declaró que “la prioridad para el Comité Ejecutivo Nacional es elegir a los mejores perfiles para diputados federales y para el (comité) estatal será presentar cargas fuertes que permitan un triunfo contundente en presidencias municipales y Congreso del Estado”.

Aseguró que la reunión del miércoles pasado en la capital del país, a la que asistieron el gobernador Martín Orozco y la alcaldesa María Teresa Jiménez, fue “para poner las cartas sobre la mesa y la advertencia de que juntos tenemos que sacar el 2021”.

Aún cuando faltan varios meses para que se descorra el telón, puesto que las candidaturas propiamente dichas saldrán a fines de enero o principios de febrero, es el lapso de ir “sembrando” nombres, quienes llegado el día tendrán que jugársela en una elección interna, lo que sería en diciembre o enero, por lo que consideran que actualmente es para afinar el motor turbo.

El intención de madrugarle a los demás partidos tiene el propósito de conservar la mayoría en el Congreso del Estado y mantener las principales alcaldías e ir en pos de otras, de ahí que al igual que ocurre en la ciudad capital, en cada municipio empezó a notarse la efervescencia por hacerse de un espacio, principalmente en donde tienen mayor dominio (Aguascalientes, Jesús María, Calvillo y San José de Gracia).

Con un grado de autosuficiencia, Gustavo Báez sostiene que están seguros de aplastar a la oposición: “Lo que ha quedado más que claro es que se tendrá que ir construyendo desde ahora un proceso electoral para el PAN, en el que no haya problemas ni diferencias, sobre todo si se toma en cuenta que aquí tenemos todas las de ganar, y tenemos el compromiso de mandar a los tres diputados federales a que le cumplan a México”.

En una paradoja, el dirigente afirma que “es momento de calmar las calenturas, pero si, ir pensando en los mejores perfiles, trabajar desde ahora por lograr un acuerdo al método que mejor convenga al partido”.

 

PACTO INCUMPLIDO

 

Uno de los principales compromisos que asumió Andrés Manuel López Obrador como candidato y más tarde en la Presidencia de la República, fue apaciguar el país en un plazo de seis meses, a partir del uno de diciembre de 2018, por lo que una tercera parte de los inscritos en el Padrón Electoral le creyeron y votaron por él, sin embargo la situación lejos de mejorar sufre un deterioro que ha costado miles de vidas.

Por lo anterior, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) encuentra que de los mayores problemas que enfrentan los mexicanos es el de la inseguridad pública, lo que afecta enormemente a la economía.

El presidente de ese organismo, Julio Santaella Castel, subrayó que el tiempo pasa sin que exista un cambio en las condiciones que funcionan los establecimientos mercantiles, en donde participa el 95% de los que están activos, que emplean a 4 de cada 10 personas y generan sólo el 15 de cada 100 pesos del valor agregado censal, lo que significa que son negocios de baja productividad.

Como parte del Censo Económico 2019, detalló que la inseguridad pública agobia a los propietarios de la mayoría de los negocios y en segundo lugar están los altos pagos de servicios y tercero los impuestos, además tienen dificultades para acceder al financiamiento, al captarse una reducción de acceso al crédito principalmente los micros, toda vez que mientras en 2013 un 16% tuvo esa posibilidad., ésta se redujo al 11% el año pasado.

Otro de los cambios estructurales que se detectó en la economía nacional, es que existe mayor especialización en la producción y ha habido una consiguiente disminución en la concentración económica, lo que llevó a que “nos enfocáramos en las mil empresas más grandes por su aportación al valor agregado bruto censal, y éstas pasaron del 65% al 54% en los últimos cinco años”, siendo notorio que hay una reducción en el personal ocupado y en sus remuneraciones totales pagadas, así como en la producción bruta total.

Asimismo, el trabajo censal arrojó que hay un aumento en la participación de personal remunerado, lo que se observa en el comparativo de 2013, que representaba el 57% y en la encuesta de 2018 donde se alcanzó los 60 puntos porcentuales, lo cual se explica que aumenta el personal que no depende de la misma razón social del establecimiento, “es un fenómeno al que se le denomina outsourcing”.

Lo que se observa en la información obtenida en el Censo Económico 2019 es que los negocios no crecen como debiera en función de la inseguridad rampante, en donde los giros mercantiles son obligados por los cárteles de la droga o grupos independientes de la delincuencia a pagar “derecho de piso”, de igual manera son asaltados, los propietarios o sus directivos secuestrados y muchas veces asesinados, sin que el gobierno acierte a poner un alto, concretándose a repetir que “hay reducción en los delitos de alto impacto”.

Quienes no claudican se enfrentan a una serie de gastos obligados y por si fuera poco deben pagar impuestos o derechos a los tres niveles de gobierno, por lo que la ganancia es mínima, de ahí que ni pensar en ampliar el negocio o al menos tener una mejoría.

SALIR DE LA OFICINA

Los programas de escritorio sólo sirven para ocho cosas, porque en la práctica los ciudadanos no perciben una mejora en la atención y los servicios que recibe, es el caso de la dirección de movilidad, que sólo en el papel tiene avances. El Colegio de Economistas de Aguascalientes, por medio de su presidente Jael Pérez Sánchez, exhortó al gobierno del estado a dar pasos más eficaces en el Plan de Movilidad y lograr el salto definitivo en la modernización del transporte, para ello recordó lo que debió hacerse desde un principio: realizar una encuesta de origen-destino que asegure tomar las mejores decisiones, que sean los usuarios quienes digan qué hace falta para optimizar los traslados, saber cómo se mueven, en qué horarios y de dónde a dónde van. Además la pandemia cambió por completo el concepto de la movilidad, por lo que es necesario actualizarlo y ofrecer nuevas condiciones de traslados en el transporte público. Lo que se ha hecho en la actual administración fue ponerle un alto a ATUSA y actualizar los autobuses, pero es sólo uno más de los varios cambios que se requieren, de ahí que “invitamos al gobierno del estado a hacer esta encuesta y en función de ello tomar las mejores decisiones para la planeación de la movilidad del Estado de Aguascalientes y de la ciudad de Aguascalientes”. No lo dijo el líder de los economistas, pero sí la Real Academia Española (RAE): Burocracia es también “administración ineficiente a causa del papeleo, la rigidez y las formalidades superfluas”.