Diego Martínez
Agencia Reforma

CDMX.- Los Vaqueros enfrentan hoy a los Gigantes en un duelo de equipos que no paran de perder.
Mientras que Dallas ganaron su primer juego ante Atlanta y desde entonces suman tres derrotas al hilo, el equipo de Nueva York tiene marca de 4-0 en la temporada.
La clave para los Vaqueros será el brazo de Dak Prescott, que está muy bien aceitado y semana a semana suma yardas por aire.
El quarterback de Dallas buscará esta tarde llegar a cuatro juegos en la temporada lanzando para 400 yardas o más.
Dak lidera la Liga con mil 690 yardas por aire, la mayor cantidad para un mariscal de campo en los primeros cuatro partidos en la historia de la NFL.
Y al sumar 450 yardas en la Semana 2, 472 yardas en la Semana 3 y 502 en la Semana 4, Prescott se convirtió en el primer jugador de la Liga con al menos 450 yardas en tres partidos en fila.
El lanzador de 27 años, quien cumple su quinta campaña, busca ser el cuarto mariscal de campo en la historia que llega a cuatro juegos con un mínimo de 400 yardas aéreas en una misma campaña, algo que solamente han logrado el miembro del Salón de la Fama, Dan Marino, con Miami en 1984, Peyton Manning con Denver en 2013 y Ryan Fitzpatrick con Tampa Bay en 2018.
Igualmente, Dak puede superar a Marino con la mayor cantidad de juegos con esa cifra en sus primeras cinco temporadas en la NFL.
El único impedimento para Dallas puede ser su endeble defensiva, la más endeble de la temporada, pues permite 36.5 puntos por juego y es la tercera peor en yardas permitidas por partido con un promedio de 430.5.