La importancia del retorno a clases, es no sólo para detonar la economía, sino para propiciar la recuperación en cuanto a la salud emocional, principalmente de niños y adolescentes, que deberá ser la apuesta en los próximos meses, consideró el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Aguascalientes, Raúl González Alonso.
Cierto es que uno de los problemas que se tienen en la actualidad es la tercera ola del COVID-19 con una cepa más agresiva que se ha estado combatiendo, no obstante, también son otras las condiciones médicas que prevalecen, como es la obligatoriedad en el cumplimiento de los protocolos, y el conocimiento que tiene el sector médico, aunque esto no le quita el riesgo.
No obstante, la educación ha sido declarada actividad esencial, y es que permitirá otro avance en cuanto a la recuperación de la economía, particularmente para el sector comercio y de servicios, pero sin duda “la buena noticia es que los jóvenes volverán a las aulas”.
Y si las cosas se tornan inmanejables, se deberá volver a ponderar la dimensión de la enseñanza y promover que se siga recurriendo a los dispositivos electrónicos; pero reiteró que se debe volver a las aulas y que haya una planeación de cuántos en los salones, cuántos en su casa, y cuántos más deciden tomar clases en línea; pero sin duda se deberá ponderar en su justa dimensión, que en la enseñanza a través de medios electrónicos se ha mostrado el rezago en los niños y adolescentes.
Pendientes los baches
En otro orden de ideas, el dirigente de la cúpula empresarial se refirió al programa de bacheo que se emprendió por parte de la Presidencia Municipal hace aproximadamente un mes y que se prometió reparar la carpeta asfáltica en 15 días, pero que es fecha en que no se concluye.
Comentó que podría ser este tema el pendiente de la administración municipal, pues los hoyancos proliferan por todo el Municipio, si bien fueron provocados en su mayoría por las lluvias, también es razonable que se ponga mayor énfasis en repararlos, pues los daños que se han generado en las últimas semanas, pudieran ser cuantiosas.
Y es que han sido varios los ciudadanos que han tenido averías en sus automotores, pues algunos han sufrido daños en sus vehículos y se han visto obligados a comprar neumáticos o rines, afectando de esta manera su patrimonio, “sin duda es el tema que sigue doliendo a la población de Aguascalientes”.