Benito Jiménez y Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- De 11 narcolaboratorios de metanfetaminas desmontados en Michoacán en los últimos cuatro años, 8 estaban en Aguililla, que en las últimas semanas ha registrado constantes narcobloqueos.

Según reportes oficiales, el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) pelea esa zona michoacana a Cárteles Unidos, reductos de Los Caballeros Templarios y Los Viagras, principalmente en la zona serrana de Aguililla.

Adalberto Fructuoso Rodríguez -ex Edil de Aguililla- y supuesto líder de Cárteles Unidos fue detenido en marzo para enfrentar cargos en Florida por introducir 500 kilogramos de metanfetaminas a Miami.

Tras la captura de “El Fruto” y su hijo, la violencia en Aguililla se disparó entre los grupos criminales por el dominio de la región.

Incluso, se atribuye al CJNG la destrucción de los accesos a la carretera para evitar el paso de militares y mermar a Cárteles Unidos, informaron fuentes castrenses.

El jueves, el crimen organizado emboscó a un grupo de soldados cerca de Aguililla, con saldo de dos muertos, informó el Presidente Andrés Manuel López Obrador.