El gobierno de la ciudad instaló el primer paso peatonal iluminado en el cruce de las calles Moctezuma y Guadalupe Victoria del centro histórico. El denominado paso de cebra tiene 23 lámparas LED y funciona con sensores que se activan en al detectar el paso de personas, mientras que cuando no hay nadie el sistema permanece en reposo. Desafortunadamente, un detalle se les fue de las manos, pues la rampa para quienes que se movilizan en silla de ruedas no coincide con el espacio de la franja peatonal.